Tres ciudades fantasmas del cine que son reales

Estas son verdaderas ciudades abandonadas que han sido utilizadas -o han servido de inspiración-, para otras tantas películas.

También te puede interesar: ¿Crees en las experiencias paranormales?

Película:  Alien vs Predator

Lugar: Isla Decepción, Antártida

En 1906 una compañía ballenera de capital noruego y chileno empezó a utilizar la llamada Bahía de los Balleneros como base para uno de sus barcos-factoría. En 1913 ya “aparcaban” allí 13 barcos. En la estación se hervían las carcasas de estos animales para extraer el aceite que no obtenían por los métodos tradicionales. La estación fue abandonada en 1931, tras la Gran Depresión, y nunca más volvió a ser ocupada. 

Película: Battle Royale II: Requiem

Lugar: Isla Hashima, Japón

Situada a 15 km de la tristemente famosa Nagasaki, esta isla de 1950 a 1960 tuvo la mayor densidad de población que el mundo ha conocido: 139.100 habitantes/km2. Allí hubo explotaciones de petróleo primero y de carbón después. Cuando la corporación Mitsubishi cerró las minas en 1974 la isla se vació y así se ha mantenido hasta ahora, donde está prohibido viajar

Película:  Silent Hill 

Lugar: Centralia, Pennsylvania, EE UU

En 1962 el ayuntamiento de esta ciudad norteamericana decidió usar como basurero una de las minas de carbón abandonadas. Se cree que fue el 27 de mayo cuando comenzó un incendio allí que la veta de carbón mantuvo y amplió, extendiéndolo por todo el subsuelo de la ciudad. Nadie se dio cuenta de lo que pasaba hasta varios años después. Debido a las emanaciones de monóxido de carbono el pueblo fue evacuado y parte de la carretera 61 cerrada. Hoy, el subsuelo todavía está ardiendo y cubre una extensión de 1,6 km2. La ciudad ha sido borrada de todos los registros oficiales.

Etiquetas: cineciudadescuriosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar