El 38% de los antepasados ingleses eran anglosajones

Por primera vez, estudios genéticos en antiguos enterramientos ha revelado el ADN de la actual población británica.

También te puede interesar: Desvelan la historia genética de los idiomas

La ascendencia genética de la población británica ha sido estimada por primera vez mediante el estudio de esqueletos antiguos, que ha mostrado cómo los inmigrantes anglosajones, rubios y de ojos claros, procedentes de diversas zonas de Europa Central, la mayoría de la actual Alemania, así como Holanda y Dinamarca, se mezclaron con los nativos britones (celtas, pictos, escotos…). Restos humanos excavados de enterramientos cerca de Cambridge proporcionaron el material para las primeras secuencias del genoma completo del antiguo ADN británico.

Los autores del estudio, investigadores del Wellcome Trust Sanger Institute, en Hinxton (Cambridgeshire) usaron un nuevo método de análisis para comparar estos antiguos genomas con secuencias genéticas de británicos actuales. Mediante ese sistema, han estimado que algo más de un tercio (el 38 %) de los antepasados de los actuales británicos fueron inmigrantes anglosajones, pertenecientes a los pueblos germánicos –anglos, jutos y sajones– que invadieron las islas británicas en los siglos V y VI. Conocer la verdadera la magnitud de esas migraciones anglosajonas, hasta qué punto se mezclaron con la población nativa y en qué medida han contribuido al actual genoma de los británicos ha constituido un viejo debate entre historiadores y arqueólogos.

Solo recientemente, gracias al hallazgo de esqueletos enterrados que datan de la Edad de Piedra tardía, junto con otros enterramientos con restos del periodo anglosajón han dado a los investigadores la oportunidad de resolver esta cuestión con la genómica. "Al secuenciar el ADN de diez esqueletos de finales de la Edad del Hierro y del período anglosajón, se obtuvieron los primeros genomas antiguos completos de Gran Bretaña", según Stephan Schiffels, principal autor del estudio e investigador del del Wellcome Trust Sanger Institute y del Instituto Max Plank. "Comparando estos antiguos genomas con secuencias de cientos de genomas europeos modernos, hemos podido estimar que el 38% de los antepasados de los ingleses de hoy en día eran anglosajones. Esta es la primera estimación directa del impacto de la inmigración en el Reino Unido entre los siglos V y VII de nuestra era y las huellas dejadas en la Inglaterra moderna".
Esto supone una prueba de que la integración de los invasores anglosajones con los nativos fue mayor de la que hasta ahora estimaban los historiadores.

Crédito imagen: © Roy Shakespeare/LOOP IMAGES/Corbis

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar