La verdadera historia de Pocahontas

Muchos historiadores dudan de que la historia de amor entre John Smith y la nativa norteamericana sucediera de verdad.

En la imaginación popular (y la película de Disney, estrenada en 1995, tiene buena culpa de ello), la nativa norteamericana Pocahontas y el aventurero inglés John Smith protagonizaron una conmovedora historia de amor, en la estela de Romeo y Julieta o Tristán e Isolda. De acuerdo con el relato “oficial”, la hija del jefe de los powhatanes, una tribu de Virginia, se lanzó al cuello de Smith cuando este se hallaba a punto de ser ejecutado. El suceso habría ocurrido en 1607, al principio de la colonización británica de Estados Unidos.

La primera puntualización remirte al nombre de la princesa: en realidad se llamaba Matoaka; Pocahontas era un apodo que significaba “niña traviesa” o “maleducada”. Y no hay constancia de que ella y John se hicieran “tilín”. La anécdota se basa en el libro Historia general de Virginia (1627), donde el propio explorador cuenta su salvamento in extremis, pero dos cartas suyas anteriores, redactadas en 1607 y 1612, no hacían ninguna referencia a ello.

Algunos historiadores sospechan de la sinceridad de Smith, a quien ya acusaron en vida de fanfarrón y presuntuoso. Según los actuales descendientes de los powhatanes, el colono (luego primer presidente de Virginia) incluso disgustaba a Pocahontas, que tenía doce años por aquella época. Otros creen que el simulacro de ajusticiamiento constituía un rito habitual entre ciertos pueblos amerindios, y que de ahí vendría la confusión.

Sí se sabe que la hija del jefe fue apresada cinco años después por los británicos, mientras hacía una visita de cortesía al asentamiento de Jamestown. Entonces surgió el amor, aunque de manera unilateral: el plantador de tabaco viudo John Rolfe quedó prendado de la prisionera y le propuso casarse cristianamente con él para ser liberada. A partir del enlace, Pocahontas pasó a llamarse Rebecca. En 1616, el matrimonio y su hijo Thomas viajaron a Inglaterra para demostrar la buena relación entre nativos y colonos en ultramar. La joven powhatan murió en 1617 en Gravesend, localidad a donde fue trasladada enferma desde el barco que iba a llevarla de regreso a su tierra.

Etiquetas: amorhistorialeyendas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar