¿Tuvo hermanos Jesús?

Tanto el evangelio más antiguo, el de Marcos, como Mateo lo dicen explícitamente y dan sus nombres: Santiago, José, Judas y Simón. También tuvo un indeterminado número de hermanas, como mínimo dos, que no se identifican aunque por tradición se las llama María y Salomé.

Jesucristo

El evangelista Lucas también los menciona, aunque no los identifica y Pablo, en sus cartas –que son los documentos más antiguos que poseemos del cristianismo- también habla de los 'hermanos del Señor'. Y no solo eso, sino que uno de sus hermanos, Santiago, fue el líder de la iglesia de Jerusalén tras la ejecución de  Jesús.

¿Por qué es un problema que Jesús tuviera hermanos? Debido a la doctrina católica de la virginidad perpetua de María, expuesta por primera vez en el tratado Contra Helvidio escrito por Jerónimo hacia 383 d. C. Sus defensores se apoyan en Mateo cuando dice que José no mantuvo relaciones sexuales con María 'hasta que dio a luz un hijo' –sospechosamente la traducción 'oficial' católica evita hábilmente esta indeterminación reorganizando la frase-. Y es ese 'hasta que' el que separa a católicos de protestantes. Para estos últimos los hermanos y hermanas de Jesús son fruto de la unión de José y María, que solo se mantuvo virgen hasta el nacimiento de Jesús (doctrina de virginitas ante partum). Para los católicos el 'hasta que' no implica cambio en el estado de virginidad, como cuando se dice 'pórtate bien hasta que llegue' (virginitas post partum).

¿Cómo solucionan los católicos el problema? La posición oficial de la Iglesia es la llamada 'solución de Jerónimo' que interpreta la palabra hermanos como primos y, por tanto, María y José fueron perpetuamente vírgenes. Esta 'solución' del siglo IV carece de apoyo en la escrituras. Los teólogos católicos estrictos argumentan que la palabra aramea para designar hermano ('ah) también se usa para primos y sobrinos, y por eso su uso en griego –que sí distingue entre hermano y primo- es un problema de traducción. Ahora bien, el Nuevo Testamento no fue traducido sino que se escribió directamente en griego: si el autor dijo hermano es porque quería decir hermano. El caso más evidente es el de Pablo y sus cartas a los Corintios, donde habla de Santiago 'el hermano del Señor' y de forma global de 'los hermanos del Señor' ¡a los que conoció personalmente! Si Pablo hubiera querido decir primo lo habría escrito.

Ante estas objeciones algunos teólogos modernos optan por la 'solución de Epifanio' –aceptada por la iglesia de Oriente- según la cual son hijos de José de un matrimonio anterior. Según el sacerdote católico y uno de los más relevantes investigadores bíblicos confesionales, John P. Meier, 'ni Mateo ni Lucas prestan apoyo a esta idea. La impresión obvia que producen ambos relatos es que el matrimonio con María es el primero de José'. Más aún, el Nuevo Testamento no ofrece ningún ejemplo de que la palabra 'hermano' signifique 'hermanastro': se usa siempre en sentido literal como hermano consanguíneo o, en un sentido metafórico, al referirse a los cristianos de la Iglesia primitiva o a los seguidores de Jesús. "En los 343 casos de la palabra hermano que aparecen en el Nuevo Testamento, la persistencia del uso literal es abrumador", afirma Meier. No hay motivo alguno para pensar en supuestos hermanastros salvo por el deseo de convertir un dogma en historia.

Etiquetas: Navidadhistoria

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS