Raras y curiosas

Raras y curiosas Visitar el Diccionario depara hallazgos inesperados de palabras sorprendentes y sonoras. Menegilda, por ejemplo, es el nombre que se da en algunos lugares a la persona de servicio; salchucho equivale a estropicio o trastorno, y jabardillo es una concentración o aglomeración de gente.

Las singularidades físicas deparan auténticas perlas. Así, gambalúa define al hombre alto y desgarbado, inútil para el trabajo, mientras que al personaje fanfarrón que se jacta de valiente podemos decirle matasiete. También hay una palabra para hablar de alguien ingenuo o bobalicón -sansirolé- y para las personas incultas y jactanciosas, conocidas como rastacueros. Alguien inútil que se afana en cosas poco productivas es un cascaciruelas, y saltabardales es un joven travieso y alocado. Rabisalsera se aplica a la mujer que tiene mucho desparpajo y viveza, y marisabidilla a la que presume de conocimientos que no posee.

 

Etiquetas: curiosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar