Preservativo a la 1, a las 2, a las 3...¡Adjudicado!

Un condón de 200 años de antigüedad alcanza los 600 euros de precio en una subasta.

Antes de la era del látex y los preservativos con colores, sabores y texturas, los condones se fabricaban sobre todo con tripas curadas de animales. Por ejemplo, con intestino de oveja, elástico y suave. Esa era la materia prima del profiláctico de primeros del siglo XIX que acaba de subastarse en Catawiki, una de las mayores casas de subastas online de Europa, especializada en la venta de artículos singulares. 

38 personas pujaron por esta rareza, que fue a parar a manos de un comprador de Ámsterdam que desembolsó 600 euros por ella. El preservativo, en excelente estado de conservación y de origen francés –al menos, el anónimo vendedor vive en ese país– llama la atención por su tamaño: 19 centímetros de largo. Los condones de aquella época de los que se tiene constancia medían 15 centímetros, y la media de los actuales se queda en 18.

Profilácticos como estos se fabricaban desde el siglo XVIII, y los médicos aconsejaban sumergirlos en leche templada antes de usarlos para evitar enfermedades. Su precio era tan alto que solo podían adquirirlos las personas más adineradas, pero a medida que el caucho se universalizó como producto de uso industrial en el siglo XIX, la fabricación en masa de preservativos de ese material permitió bajar su precio y popularizarlos.

Etiquetas: animalescuriosidadeshistoria

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar