Nobel de Economía a Bengt Holmström y Oliver Hart por sus aportaciones a la teoría del contrato

Desde 1969, han sido 78 los galardonados con este prestigioso premio.

Bengt Holmström, economista finlandés que trabaja como profesor en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y el británico Oliver Hart, de la Universidad de Harvard, han sido los elegidos por la Academia Sueca para obtener el Premio Nobel de Economía 2016, debido a sus contribuciones a la teoría del contrato, en concreto por el desarrollo de herramientas teóricas que ayudan a comprender mejor los efectos reales de los acuerdos laborales. 

Cada día se firman miles de contratos en el mundo: entre aseguradoras y propietarios, entre grandes compañías y sus directivos, entre las administraciones públicas y sus proveedores, etc. Estas relaciones contractuales son muy complejas, pues a menudo surgen conflictos de interés, y los contratos deben estar bien diseñados para asegurar que ambas partes obtienen beneficios. En este contexto, la teoría del contrato analiza todos los factores que intervienen en las relaciones contractuales, y los galardonados con el Nobel de Economía este año han destacado por sus aportaciones a dicha teoría.



Bengt Holmström (Finlandia, 1949), destacó con sus análisis sobre las relaciones contractuales entre accionistas y directivos, contribuyendo con un modelo que busca el equilibrio entre incentivos y riesgos. A su vez, Oliver Hart (Reino Unido, 1948) hizo contribuciones fundamentales a una rama de la teoría que se encarga de estudiar los "contratos incompletos". Puesto que en un contrato es imposible predecir o especificar todas las eventualidades que surjan durante el tiempo que dure la relación entre ambas partes, es necesario saber cómo se deben asignar los "derechos de control", es decir: ¿qué partes tienen derecho a tomar las decisiones y bajo qué circunstancias? 

Según el comité, las aportaciones de Holmström y Hart han sentado las bases teóricas para multitud de aplicaciones prácticas: qué tipo de empresas podrían fusionarse, qué instituciones deberían ser gestionadas por el sector privado, legislación sobre quiebras e incluso cómo elaborar una constitución, entendida esta como un contrato entre el Estado y sus ciudadanos. 

En el año 2015 el Premio Nobel de Economía recayó en Angus Deaton, profesor de microeconomía en la Universidad de Princeton, por su trabajo al medir y comprender los niveles de vida en los países en desarrollo. Parece que este galardón es eminentemente masculino, pues solo en una ocasión (2009) ha recaído en una mujer. 

Etiquetas: economíapremiospremios Nobel

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar