Los 10 equipajes de mano más extraños vistos en un avión

Los viajes de avión siempre traen alguna anécdota con la maleta de mano, algo que supone una rutina para los agentes de seguridad.

Los viajes de avión siempre traen alguna anécdota con la maleta de mano, estos incidentes suponen una rutina para los agentes de seguridad del aeropuerto y un suplicio para los viajeros.

 

 

¿Quién no ha tenido que dejar alguna botella en tierra o ponerse más de un abrigo para no exceder el peso de la maleta? Hasta ahí todo normal, pero los hay que intentan meter en el avión objetos de lo más extravagante.

 

El buscador de viajes Jetcost ha elaborado una lista con los 10 objetos más raros que algunos pasajeros han intentado introducir en el avión como equipaje de mano, algunos de ellos bastante surrealistas. 

 

1 Tortuga dentro de una hamburguesa
Los hay que no se separan nunca de su mascota, y durante un vuelo no iba a ser menos. Un ciudadano chino metió a su tortuga en una hamburguesa para intentar burlar el control, pero no corrió esa suerte.


2 Armas y munición dentro de varios peluches
Unos adorables y suaves peluches inofensivos resultaron ser, para sorpresa de los agentes, el escondite de un arma y munición. Un padre, aprovechando que volaba con su hijo, decidió utilizar los juguetes como refugio para su arma, pero por suerte, los rayos X detectaron la sorpresa y decomisaron todo. Poco después ambos pudieron tomar el vuelo, eso sí, sin arma alguna.


3 Renacuajos en la boca
Una pasajera surcoreana, al negarle los agentes de control del aeropuerto el paso con una botella de agua, decidió bebérsela. Al no tragarse el líquido los agentes le obligaron a escupir en un cubo, y al hacerlo, observaron que el agua contenía decenas de renacuajos. La mujer explicó que se los habían regalado y quería conservarlos, pero no conmovió a nadie y tuvo que dejarlos en tierra.


4 Serpientes y tortugas bajo la ropa
En Miami un pasajero intentó sacar del país especies exóticas de serpientes y tortugas de una forma ilegal y curiosa. Metió a los animales en de plástico y los escondió bajo sus pantalones. Gracias a un detector tomográfico se descubrió la artimaña.


5 Un cadáver en silla de ruedas
Dos mujeres hicieron pasar a un familiar ya fallecido por alguien dormido. Le pusieron en una silla de ruedas y sin miedo alguno se plantaron en el mostrador de embarque. Los empleados de la compañía se dieron cuenta y llamaron a las autoridades, quienes las detuvieron por no notificar la muerte.


6 Un cocodrilo
El caso más grave sin duda alguna. Alguien consiguió colar al reptil en el equipaje, y durante el vuelo consiguió escapar. Causó tal pánico entre los viajeros, que el movimiento de todos ellos hizo que el avión perdiese el equilibro y chocara con una casa en la caída. Sólo hubo un superviviente sin contar con el cocodrilo, que, irónicamente, salió ileso.


7 Un cráneo humano y varios dientes
Los agentes del aeropuerto de Florida detectaron en una maleta un cráneo y dientes humanos, y requisaron esa maleta. Las propietarias alegaron que venían de un viaje a cuba en el que compraron dos vasijas cerradas, explicando que no sabían el contenido.


8 Espada láser de la Guerra de las Galaxias
El personal del aeropuerto de Denver impidió el paso en un primer momento a un hombre que llevaba una espada láser. Se trataba del actor Peter Mayhew, quien encarnó a Chewbacca en la película, que venía de una convención de cómics. Finalmente consiguió convencer a los guardias de que no había posibilidad alguna de secuestrar un avión con una espada láser, y menos por él, que rozaba los 70 años.


9 Un mono escondido en la ropa interior
Los contrabandistas de animales no tienen límites, y este es un claro ejemplo de ello. Tres hombres intentaron pasar ejemplares de loros, unos monos en peligro de extinción, desde India a Dubai. Escondieron los primates bajo su ropa interior, pero el bulto no pasó desapercibido en la seguridad del aeropuerto y acabaron detenidos.


10 Un cuchillo en un bote de mayonesa
Ni el condimento ni el arma están permitidos en el equipaje de mano. Un viajero no le dio importancia e intentó volar con ambos en su maleta de mano. Las autoridades del aeropuerto lo detectaron y confiscaron los dos objetos, pero el pasajero pudo montarse en el avión sin mayor problema.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar