"La inspiración llega, pero hay que estar atento para saber captarla"

adria¿Alguna vez te han servido té verde envuelto en bolitas esféricas con aspecto de sales de baño? ¿Has probado la espuma caliente de patatas? ¿A qué sabe un cóctel preparado con nitrógeno líquido? Ferran Adrià ha revolucionado el mundo de la cocina, introduciendo nuevas técnicas y conceptos hasta ahora inimaginables, como la deconstrucción, la esterificación y el uso de espumas.

La revista norteamericana Times incluyó a Adrià en la lista de los 10 personajes más innovadores del mundo en el año 2004. Desde 2011, es chef y copropietario del famoso restaurante El Bulli, que ha recibido numerosos premios y distinciones. Hablamos con Adrià, que ponente en el III Congreso de Mentes Creativas: El Ser Creativo 2012, de la relación entre ciencia y cocina.

Muy Interesante: El ser creativo, ¿se nace o se hace?
Ferrán Adrià: La creatividad es una inquietud personal que todas las personas llevan dentro. La historia nos demuestra que la persona humana ha llegado a enriquecer su inteligencia y modo de vida gracias a la constante evolución, por medio de la creatividad.
Partiendo de que todas las personas pueden crear, podríamos decir que una persona nace con la inquietud creativa incorporada en su ADN, pero hace falta que el ser quiera desarrollarlo a lo largo de su vida. Por lo que diría que todos nacemos con la posibilidad de ser creativos, pero es a lo largo de nuestra vida cuando decidimos explotarla.

Muy Interesante: En época de crisis, ¿qué importancia tiene el ser creativo o innovador?
Ferrán Adrià: Es fundamental, siempre he dicho que innovar es buscarse la vida.
Ahora, más que nunca, es cuando debemos dar cada uno lo mejor de sí, y ser capaces de encontrar la fórmula para tirar hacia adelante, sin lamentaciones, buscando soluciones factibles y reales. Esto también es crear.

Muy Interesante: ¿Cuál es tu fuente de inspiración a la hora de mezclar la ciencia y la gastronomía?
Ferrán Adrià: La inspiración llega de muchas formas distintas, pero siempre tiene un denominador común: estar atento para saber captarla. Con la ciencia existe un diálogo que en los últimos años nos ha aportado mucho a nivel de conocimiento, pero no nos hemos inspirado en la ciencia. Hemos aprendido de la ciencia, mejorando nuestro conocimiento, y de esta forma poder desarrollar nuestra creatividad de una forma más completa técnica e intelectualmente, pero la ciencia no motiva la creatividad, eso sí, la mejora a nivel cualitativo y cuantitativo.

 

Etiquetas: gastronomía

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar