La cerámica, un avance cultural clave

La introducción de la cerámica a gran escala a finales de la Edad de Hielo obedece a motivos culturales y no a la preparación de distintos alimentos.

Un equipo multidisciplinar de investigadores de diferentes instituciones, coordinado por Alexandre Lucquin, del Departamento de Arqueología de la Universidad de York, en el Reino Unido, ha averiguado que el deseo de mantener y extender una determinada tradición cultural jugó un papel clave en el gran aumento en la producción de cerámica que se dio a finales de la última Edad de Hielo, hace unos 11.500 años.

Hasta ahora, una de las hipótesis más extendidas entre los arqueólogos consideraba que el desarrollo de la cerámica se debió a la necesidad de preparar o preservar distintos tipos de alimentos, pues su variedad y disponibilidad aumentó notablemente cuando el clima se volvió más templado.

Sin embargo, un análisis isotópico de ciertas moléculas orgánicas obtenidas en 143 recipientes fabricados en Japón a lo largo de 9.000 años –numerosos estudios apuntan que la cerámica podría haberse originado en este país hace unos 16.000 años– parece demostrar que se emplearon casi únicamente en el cocinado de peces y otros animales acuáticos, tanto marinos como de agua dulce.

Según indican Lucquin y sus colaboradores en un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, resulta sorprendente que se le haya dado casi exclusivamente ese uso, ya que se han encontrado poquísimos indicios de que los envases hayan sido utilizados para elaborar o guardar vegetales u otro tipo de carne.

Estos expertos apuntan que la cerámica se convirtió en un importante artefacto cultural. Esto es, durante cientos de generaciones, en extremo oriente se debió emplear, sobre todo, en la preparación de platos basados en el pescado y marisco, que se ofrecían durante ciertas celebraciones o banquetes que se daban en circunstancias muy concretas. Los autores del ensayo indican que esta conducta quizá muestre la existencia de un método que permitía a aquellas poblaciones explotar satisfactoriamente una fuente de recursos sostenible en un momento de importantes cambios.


Imagen: Colleen Morgan / Universidad de York

Etiquetas: culturahistoria

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar