La cara oculta de Newton

Isaac Newton es conocido por sus logros científicos pero, ¿sabías que un gran porcentaje de sus escritos tienen contenido teológico y alquímico?

Cuando Newton falleció en 1727 dejó multitud de manuscritos en latín y en inglés que se han mantenido inéditos hasta nuestra época, debido a que sus sucesivos herederos infravaloraron la importancia de estos textos. Esto ha provocado que, a lo largo de los siglos, la sociedad haya conocido una sola faceta de Isaac Newton: la de científico. La realidad, sin embargo, es mucho más compleja.

Uno de estos manuscritos se llama Prolegomena ad Lexici Prophetici partem secundam, aunque se le conoce en castellano simplemente como “El Templo de Salomón” (CSIC, 2009, traducido por Ciriaca Morano). En este manuscrito intenta Newton establecer las verdaderas medidas del Templo de Salomón según las palabras de Ezequiel, quien profetizó la reconstrucción del templo una vez que el original fue destruido por los babilonios en 587-586 a.C. El interés de Newton al escribir “El Templo de Salomón” puede no resultar evidente, pero entre cálculos y tecnicismos se encuentra subyacente la idea de que el Dios que da a los hombres las medidas del templo es también el arquitecto del universo.

A la luz de todo esto surge una cuestión muy importante, ¿cómo congeniar la visión científica de Newton, la cual se basa en mediciones y predicciones exactas de los fenómenos de la naturaleza, con la visión de un Newton teológico? Lo cierto es que, para Newton, ambas cosas son las dos caras de una misma moneda, puesto que Dios se revela tanto en el gran libro de la naturaleza, el cual es estudiado por las ciencias, como en la Biblia, cuyo estudio compete a la teología. Por ello, este Newton oculto, sin darnos cuenta, ha estado presente incluso en sus obras científicas a lo largo de los siglos, esperando pacientemente a ser descubierto.

Miguel Palomo es investigador en departamento de Filosofía, Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Sevilla. Artículo escrito en colaboración con la UCC+i de la Universidad de Sevilla

Etiquetas: La ciencia contada por los científicosciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar