¿Se puede denunciar a la tuna por ruidosa?

Si, y al vecino, al camión de recogida de basuras, a la comisión de fiestas... De hecho, un tinerfeño se atrevió a solicitar que se cambiase el lugar de celebración del afamado carnaval isleño, aunque no lo consiguió por una mera cuestión formal. Son muchas las asociaciones que propugnan la lucha contra el estruendo que generan nuestras ciudades;  poco a poco llegan sentencias que condenan penalmente a los dueños de los pubs que reiteradamente incumplen la normativa municipal contra ruidos o, simplemente, que causan daños físicos y morales a quienes los sufren. Además, los ayuntamientos que no hacen cumplir sus propias disposiciones, cerrando locales o prohibiendo actividades, han sido también declarados responsables.
COMENTARIOS

También te puede interesar