¿Se puede cambiar el color del coche?

Mira la ficha técnica de tu vehículo. ¿Pone en algún sitio cuál es su color? Ahí tienes la respuesta: nada lo impide; a fin de cuentas, es la sublimación del tunning. Además, cada vez resulta más fácil: ya hay pinturas que lucen un cromatismo diferente dependiendo de cómo se refleje la luz, y se está trabajando en una sustancia que permitirá cambiarlo con sólo pulsar un botón. Eso sí, las compañías de seguros castigan en sus primas los colores a los que se presupone mayor riesgo de siniestro.
COMENTARIOS

También te puede interesar