¿Qué es la posesión diabólica?

Según la Iglesia Católica, los demonios son seres espirituales reales que, en ocasiones, tratan de hacerse con el control del cuerpo y la mente de una persona. El Catecismo intenta establecer una distinción entre este fenómeno y las enfermedades psíquicas. Así, señala que a través del exorcismo se puede expulsar a los demonios de los individuos o lugares poseídos, pero que antes de recurrir a esta práctica debe constatarse que no se trata de una patología. En los casos de posesión, advierte, se pueden detectar aversión hacia Dios, xenoglosia o fuerza sobrehumana. Pese a carecer de un mínimo fundamento científico, la Iglesia recurre aún hoy a los exorcismos y, de hecho, mantiene la figura de un "exorcista oficial de Roma", que encarna el padre Gabriele Amorth.

 

COMENTARIOS

También te puede interesar