¿Por qué es tan difícil decir "te quiero"?

Es quizás una de las frases más frecuentes en el mundo de la ficción y una de las más difíciles de escuchar en la vida real. La razón fundamental por la que haya gente tan esquiva con la frasecita es el compromiso implícito que conlleva. Los mundos de la literatura y del celuloide nos han enseñado siempre a parejas que sueltan un "te quiero" de forma repentina, casi impulsivamente. Sin embargo, los especialitas señalan que somos muy conscientes de que la frase lleva implícita una potente "bomba emocional", y por esto somos tan reticentes. Se trata de racionalizar y someter un sentimiento, una labor que nunca es sencilla. Otras trabas que nos coartan a la hora de declararnos es la imposibilidad de retractarse o el miedo ante la reacción de la otra persona.

Etiquetas: amorcuriosidadesemociones

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar