¿De dónde vienen los "días moscosos"?

horas-extraCorría el año 1983, poco después de que Felipe González ganara las elecciones de 1982, cuando el Gobierno decidió instaurar un nuevo derecho para los funcionarios que les permitía disfrutar de seis días de permiso para sus quehaceres particulares independientes de las vacaciones. Nacían así los famosos "días moscosos". Pero, ¿de dónde viene ese nombre tan curioso?

Si pensabas que tenía algo que ver con las moscas o con los moscones estás equivocado. Por aquella época, el Ministro de Presidencia era el logroñés Javier Moscoso del Prado y Muñoz, quien firmó el 21 de diciembre de 1983 una instrucción que ponía en vigor estos días libres para asuntos propios. Exactamente explicaba el texto oficial: "A lo largo del año, los funcionarios tendrán derecho a disfrutar hasta seis días de licencia o permiso por asuntos particulares, no incluidos en lo indicado en los puntos anteriores de este apartado. Tales días no podrán acumularse en ningún caso a las vacaciones anuales retribuidas. Los funcionarios podrán distribuir dichos días a su conveniencia, previa autorización, que se comunicará a la respectiva unidad de personal, y respetando siempre las necesidades del servicio". Quedaban instaurados los días de asuntos propios pero claro, un apellido tan poco común llevó a que la gente acabe conociendo a estos días como los "moscosos" en honor a quien finalmente estableció dicha ley.

Ahora, casi 30 años después y con la crisis económica volando sobre nuestras cabezas, el Gobierno se está planteando si eliminar estos días de asueto. Esta medida se incluiría en la reforma de la Ley de la Función Pública que se prevé se presentará próximamente, aunque todavía no tiene carácter definitivo.

 

Etiquetas: curiosidadeslenguaje

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar