El hombre de la Edad de Hielo usaba palabras similares a las nuestras

Hace 15.000 años, cuando la última glaciación comenzaba a remitir, los hombres que habitaron el Mediterráneo usaban algunas palabras que han permanecido ultra-conservadas hasta nuestros días. Esta es la conclusión a la que llega un estudio publicado en la revista PNAS que analiza el tronco común del que podrían proceder todas las lenguas que hoy se hablan en la región euroasiática.

Los investigadores, de las universidades de Reading (Reino Unido) y Auckland (Nueva Zelanda), han empleado un modelo estadístico para identificar algunas palabras que han permanecido invariables a lo largo de los años. En concreto, los numerales y algunos pronombres, conjunciones y adverbios como “yo”, “tú”, “aquí”, “allí”, “no” y “que”, habrían llegado intactos hasta nuestros días. Los autores han mostrado que este subconjunto de palabras evoluciona mucho más lentamente que otras, con “edades lingüísticas” de 10.000 o incluso más años.

En estudios previos, el equipo de científicos ha construido una imagen de la evolución de las 7.000 lenguas humanas vivas, y ha documentado los patrones comunes en la forma en que utilizamos el lenguaje, investigando las causas que determinan que unas palabras tengan éxito mientras que otras acaban por quedar obsoletas. Para ello se realizan estimaciones estadísticas de las tasas de sustitución léxica para diversos elementos del vocabulario de las lenguas indoeuropeas. “Como norma general, las palabras utilizadas una de cada mil veces en el habla cotidiana tienen de siete a diez probabilidades más de mostrar una ascendencia remota dentro del tronco común de las lenguas euroasiáticas”, ha explicado Mark Pagel, uno de los autores.
Las palabras ultra-conservadas que se han identificado apuntan a la existencia de una gran familia lingüística que une la mayoría de los idiomas que hoy se hablan en nuestro continente.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar