Descubren un fresco de Leonardo da Vinci en Florencia

Podrían haber encontrado el fresco de La Batalla de Anghiari, desaparecido desde el siglo XVI.

Quizá uno de los encantos de Leonardo da Vinci, además de su indiscutible pericia con la brocha, el cincel, etcétera, es el misterio que esconde toda su obra. Ahora, uno de ellos parece que está a punto de desvelarse. Un grupo de investigadores podría haber encontrado el fresco de La Batalla de Anghiari, desaparecido desde el siglo XVI.

Según ha apuntado el propio director de la investigación, Maurizio Seracini, "aunque estamos todavía en la fase preliminar de la investigación y queda mucho trabajo que hacer para resolver el misterio, las pruebas demuestran que estamos buscando en el lugar adecuado". Y es que esta obra de Leonardo se encontraba desaparecida desde hace más de 400 años, pocos años después de su creación en 1503. En 1560 el arquitecto toscano Giorgio Vasari se encargó de reestructurar el Salón de los Quinientos del Palacio Viejo y decorarlo de nuevo. En ese momento, se perdió el rastro de la obra de Leonardo.

Sin embargo se conocía su existencia principalmente por una pintura de Rubens realizada en 1603 (la de la imagen) basada en un grabado de Lorenzo Zacchia de 1558 que se encuentra en el Museo del Louvre de París. Como se puede observar, a pesar de que más que posiblemente existan diferencias con el original, da una idea de la magnitud, la fuerza y la belleza de la pintura de Leonardo. Otros muchos artistas también pudieron desde principios de siglo XVI hasta su desaparición copiar la obra del artista.

El equipo de investigación obtuvo el permiso del gobierno italiano para buscar a fondo la pintura en 2007 y basándose en una inscripción en un soldado florentino en la pintura de Vasari, con la que se redecoró la estancia, parece que han obtenido los primeros frutos. En dicho el estandarte que porta un soldado en esta pintura sobre la batalla de Marciano, está escrito "cerca trova" ("busca encuentra" en castellano) lo que ha sido interpretado por los investigadores como una pista del paradero de La Batalla de Anghiari.

Tecnología para descubrir el fresco

Gracias a un sistema de radar se ha descubierto un falso muro en la estancia. A través de pequeños orificios y una sonda con una pequeña microcámara se ha podido ver una capa color beige con pigmentos negros y rojo, lo que aumenta las posibilidades de que no se trate de una pared normal, sino trabajada a base de pincel y arte. De hecho, según el propio investigador Seracini, la composición química del material encontrado coincide con el de otras obras de Leonardo, como la Gioconda o el San Juan Bautista del Museo del Louvre de Paris.

Según ha escrito el propio alcalde de Florencia en Twitter, Matteo Renzi, "demostrado que la Batalla de Anghiari está, pido al gobierno de autorizar y verificar las condiciones en las que está. Y sacarla a la luz". Ahora la pelota está en el tejado del gobierno italiano, que deberá ser quien decida cómo actuar ante el hallazgo.

 

Etiquetas: Leonardo da Vincipintura

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar