Como cubas

Borracha es como se denomina la bota de vino. Por extensión, borracho es aquel que se embriaga habitualmente. También se dice ebrio, de donde surge ebriedad, o ebrioso, dado a la bebida.Emborrachar significa atontar, perturbar, pero también empapar. Así se emborracha la mecha de una lámpara cuando se inunda de combustible, y una tela cuando se destiñen sus colores tras un lavado. También hay bizcochos borrachos o sopas borrachas, que son aquellas hechas con pan o bizcocho mojados en vino y canela.

Borrachera es el efecto de emborracharse y también exaltación extrema por algo. Uno puede emborracharse de gloria, de dinero o poder. Pero volviendo al alcohol, son legión las palabras que definen sus consecuencias: mona, moña, tablón, trompa, curda, castaña, cogorza, melopea, tea, pedal, pedo o pedete. El catedrático de Lengua y Literatura Germán Suárez es autor del interesante libro Léxico de la borrachera, donde se recogen centenares de variantes, como estar achispado o agarrarse una peonza, palabra que tiene que ver con la falta de equilibrio del beodo, término que viene del latín bibitum, el que bebe. Picado es borracho en México; palo significa trago en Venezuela; pillar el saco es emborracharse en Cuba; y se dice tanguear en Ecuador a caminar haciendo eses.

Y una última curiosidad: la palabra potar, que en lenguaje coloquial significa vomitar, viene del latín potare -beber-, de donde surgieron potación -bebida-, potable, potabilidad, potabilizar, potear y poteo.

Jesús Marchamalo

SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.