Azafatas

depalabras334A principios de los años treinta, las compañías aéreas que hasta ese momento se habían dedicado casi exclusivamente al transporte de mercancías, comenzaron a hacer también viajes de pasajeros. Lo normal en aquellos primeros trayectos era que en el avión viajara algún joven ayudante, fornido y no demasiado alto, el cabin boy o chico de cabina, que se encargaba no sólo de atender al pasaje sino de cargar el equipaje, realizar pequeñas tareas de mantenimiento e incluso de ayudar a pilotos y mecánicos a empujar el aeroplano desde el hangar hasta la pista.

La primera azafata fue Ellen Church, una joven enfermera amante del mundo de la aviación que consiguió convencer al presidente de la Boeing de que contratara mujeres para encargarse de los pasajeros durante el vuelo. Al principio todas eran enfermeras, solteras, menores de 25 años y con una estatura no superior a un metro sesenta, ya que la altura de la cabina no permitía más. Cuando hubo que buscar un nombre que las definiera se las llamó en inglés air hostess -anfitriona aérea-, fly attendant -encargada de vuelo- o stewardess -camarera-.

En España, cuando las tripulantes de cabina se incorporaron a los vuelos, se barajaron para ellas nombres como aeroviarias y mayordomas aéreas, pero al final se recuperó la palabra azafata, que antiguamente designaba a la criada de la reina que se encargaba de preparar y recoger su ropa y alhajas. En otros países hispanohablantes se popularizó el término aeromoza que en la actualidad puede usarse también en masculino, aeromozo, o azafato. También hay azafatas de congresos y exposiciones, y de programas de televisión. La persona que realiza ese trabajo en México y algunos otros países del área centroamericana se llama edecán, que se utiliza indistintamente en masculino o femenino. A las del aire en la actualidad, aunque popularmente siguen conservando el viejo nombre de azafatas y azafatos, se les conoce también por su denominación técnica: sobrecargos, auxiliares de vuelo o tripulantes.

Jesús Marchamalo

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar