12 frases célebres de Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer (1836 - 1870) fue un poeta y narrador español que representó una de las figuras más destacadas del Romanticismo. Su obra más célebre es sin duda “Rimas y Leyendas”, obra que escribiría a lo largo de toda su vida. A pesar de que en su corta vida logró alcanzar cierto éxito, no fue sino tras su muerte cuando Bécquer fue reconocido y aclamado por sus escritos.

 

Su obra se caracteriza por un tono delicado, y con un cuidado excelso en sus escritos en cuanto al lenguaje, siempre exquisito y lleno de figuras literarias.

 

Bécquer, de salud débil toda su vida, fallecería a los 34 años de edad por la llamada “enfermedad romántica” o la “enfermedad de los poetas”, la tuberculosis, ya que otros escritores de la época murieron por la misma causa. Entre ellos José Gautier Benítez o, posteriormente, Franz Kafka.

 

Os dejamos con algunas de sus frases más célebres:

 

“El amor es un rayo de luna”.

 

“La soledad es el imperio de la conciencia”.

 

“El alma que hablar puede con los ojos también puede besar con la mirada”.

 

“El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo”.

 

“Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar, dime mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú a donde va?”.

 

“Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía”.

 

“Mi cerebro es el caos, mis ojos la destrucción, mi esencia la nada”.

 

“La soledad es muy hermosa... cuando se tiene alguien a quien decírselo”.

 

“El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cual más inexplicable; todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo”.

 

“Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso... ¡Yo no sé que te diera por un beso!”.

 

“Podrá nublarse el sol eternamente, podrá secarse por un instante el mar, podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal... ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón, pero jamás podrá apagarse en mi la llama de tu amor”.

 

“Y el pensamiento es necesario ejercitarlo, se debe cada día y de nuevo y de nuevo pensar, para conservar la vida del pensamiento”.

 

Etiquetas: frases célebresliteratura

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar