¿Por qué explota un coche?
¿Por qué explota un coche? La explosión de un vehículo se produce generalmente por la inflamación de los vapores de la gasolina, que en estado líquido arde, pero no explota. La gasolina evaporada junto con el aire forma una mezcla peligrosísima que puede inflamarse por una chispa o al entrar en contacto con una superficie muy caliente, como los colectores de escape del motor. Los fabricantes lo saben y para evitarlo diseñan las distintas partes del sistema de combustible de forma que no haya acumulación de vapores ni que éstos puedan contactar con zonas calientes o dispositivos eléctricos.



SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.