¿Cómo absorben el agua las raíces?
Las plantas tienen sus trucos para chupar agua de la tierra y subirla en contra de la gravedad a decenas de metros, como sucede en los árboles. La succión se realiza por un proceso de ósmosis: como las raíces son más saladas que la tierra, el agua pasa a su interior para igualar la concentración de sal dentro y fuera. Además, la raíz está cubierta de pelillos que aumentan la superficie de contacto con el líquido. La transpiración es una ayuda adicional. En los vegetales, el agua circula a través de un sistema de células interconectadas. Cuando se evaporan gotas por los estomas de las hojas, se reduce la presión en estas células, que así atraen el agua de sus vecinas. La perturbación se propaga por todo el circuito y causa una presión negativa interna que llega a las raíces y tira de las moléculas de agua que las rodean.

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.