Vivir en los árboles aumenta la longevidad

colgadoLa vida en los árboles aumenta la longevidad, según revela un estudio sobre mamíferos realizado por científicos de la Universidad de Illinois (EE.UU.) y publicado en la revista PNAS.

Desde hace tiempo los científicos saben que los pájaros y los murciélagos son más longevos que otros animales de su mismo tamaño no voladores, algo que se atribuye a que el vuelo reduce la exposición a depredadores terrestres, enfermedades y diversos riesgos medio ambientales. Un equipo de científicos acaba de demostrar que la vida en los árboles también reduce la mortalidad, retrasa el envejecimiento y aumenta la longevidad, tanto en los primates como en otros mamíferos de hábitos arbóreos.

Para demostrarlo, los investigadores Milena Shattuck and Scott Williams analizaron los datos de 776 especies de mamíferos. Y descubrieron que la longevidad de los animales capaces de trepar a los árboles duplica a la de mamíferos terrestres de similar tamaño. Eso explicaría, aseguran los científicos, la elevada esperanza de vida de los primates.  Algo que ya adelantaba Charles Darwin, quien escribió acerca de la importancia evolutiva de "poder de trepar a las alturas para escapar de los enemigos". 

Es más, aunque los grandes mamíferos tienden a vivir más que los pequeños, cuando se trata de mamíferos arbóreos hay excepciones importantes. El kinkajou o mico león (Potos flavus), por ejemplo, es un pariente cercano del mapache que, a pesar de tener un tamaño muy inferior al tigre (mide sólo entre 42 y 58 centímetros de altura), puede vivir hasta 40 años, mientras el felino raramente supera los 20.

Shattuck anuncia que el siguiente paso será averiguar si la esperanza de vida también aumenta para las especies que viven bajo tierra, como los topos y los osos hormigueros.

Etiquetas: evoluciónlongevidad

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar