Vídeo: Los tiranosaurios eran unos "cabezas huecas"

Utilizando un escáner de tomografía computerizada (TC), investigadores de la Universidad de Ohio se han metido en la cabeza de un Tyrannosaurus rex. Y han demostrado que la mayor parte de su cráneo estaba ocupada por cavidades de aire, con un tamaño muy superior al espacio reservado para su cerebro.

"Hasta ahora los científicos han centrado su atención en estudiar los músculos y huesos de estos grandes reptiles, ignorando los espacios de aire", asegura el paleontólogo Lawrence Witmer, coautor del estudio. "Si queremos descifrar los misterios de estos animales extintos, quizás necesitemos averiguar por qué eran unos cabezas huecas", añade.

En un artículo publicado en la revista The Anatomical Record, Witmer concluye que el aire que ocupaba el cráneo de los tiranosaurios aligeraba el peso de su cabeza hasta un 18%. Y que fue eso lo que les permitió desarrollar más masa muscular y, por lo tanto, adquirir suficiente fuerza para dar caza a presas de gran tamaño.


{kewego}iLyROoafJ8Vd{/kewego}

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar