Viaje al pasado astronómico

supernova-tychoSe llamaba Tycho Brahe, y en 1572 contempló con asombro en el cielo lo que supuso que era una nueva estrella brillante, que se mantuvo visible durante 16 meses a plena luz del día para desaparecer a continuación. Cuatro siglos después, un equipo de astrofísicos acaba de demostrar que lo que vió Brahe era una supernova común, es decir, una explosión termonuclear de una estrella enana blanca acompañada de un cuerpo celeste.

Según publica hoy en la revista Nature un equipo internacional encabezado por Oliver Krause, del Instituto Max Planck de Astronomía, para el descubrimiento han utilizado una nube galáctica como si se tratara de un «espejo» interestelar, lo que les ha permitido analizar la luz que pasó por la Tierra en el siglo XVI. Estudiando su longitud de onda han determinado por vez primera el tipo exacto al que perteneció aquella supernova.

El hecho tiene una gran importancia histórica, ya que aquella supuesta estrella que no se movía con respecto a la Luna inspiró a Brahe a observar más el cielo, iniciando así una carrera de observaciones minuciosas que contribuyeron a fundar la astronomía moderna, según ha asegurado Michael Shank, profesor de historia de la ciencia en la Universidad de Wisconsin en Madison.

Etiquetas: astronomía

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar