Una simulación pone en entredicho la Teoría General de la Relatividad

Identifican el destino final de los agujeros negros con forma de anillo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge y la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido) han demostrado cómo un agujero negro de forma extraña podría pulverizar la columna vertebral de la física moderna: la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein. El estudio ha sido publicado en la revista Physical Review Letters.

 

Mediante el superordenador COSMOS, el sistema de memoria compartida más poderoso del continente europeo y un instrumento esencial para conocer el  universo, los científicos pudieron realizar una simulación total de la teoría de Einstein en sus más altas dimensiones: un agujero negro con forma de anillo, muy fino, que da lugar a una serie de “bultos” conectados por cadenas que a su vez se vuelven más finas en el tiempo; tanto, que acaban desgarrándose en un abanico de agujeros negros en miniatura. Se trata de la primera vez que se consigue recrear la dinámica de estos agujeros negros que fueron planteados por primera vez en 2002.

 

La simulación informática ha permitido confirmar que estos anillos negros son tremendamente inestables sino que llegan a serlo tanto que pueden provocar una “singularidad desnuda” tras desprenderse dichas protuberancias inicialmente conectadas. Esta singularidad descompondría las ecuaciones de la Teoría General de la Relatividad de Einstein. Y es que una de las limitaciones de esta centenaria teoría es precisamente la existencia de singularidades (ese momento en el que la gravedad es tan fuerte que el espacio, el tiempo y las leyes de la física, se descomponen).

 

“En tanto que las singularidades permanecen ocultas detrás de un horizonte de sucesos, no causan problemas y la relatividad general sostiene. La conjetura de la censura cósmica dice que este es siempre el caso”, afirma Markus Kunesch, coautor del estudio.

 

Sin embargo... ¿y si existen singularidades desnudas fuera del horizonte de sucesos?

 

Si existen singularidades desnudas, la relatividad general se rompe. Y si la relatividad general se rompe, todo se pondría del revés, porque ya no tendría ningún poder predictivo y ya no podría ser considerada como una teoría independiente para explicar el universo”, aclara Saran Tunyasuvunakool, coautor del trabajo.

 

Este planteamiento tendría como eje fundamental las dimensiones de las que estaría compuesto el universo. Nosotros, habitualmente, pensamos en él en tres dimensiones, a la que sumamos la cuarta dimensión, el tiempo o espacio-tiempo; pero en física teoría se plantea que el universo podríar estar compuesto de hasta 11 dimensiones. Ni siquiera la teoría de Einstein describe cuántas dimensiones pueden existir, circunstancia por la que se estudia si a niveles más extremos, la censura cósmica se mantiene o se desploma. En este caso, el descubrimiento de los agujeros negros en forma de anillo en un universo de cinco dimensiones (o más), ha dado como resultado el planteamiento de que si el agujero negro es lo suficientemente fino, puede conducir a la formación de singularidades desnudas.

 

Etiquetas: agujeros negroscienciafísicateoría de la relatividad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar