Una misma pieza de ADN es la responsable de los dedos y los genitales

A pesar de la gran diversidad de formas y tamaños que existen en la naturaleza, persisten una serie de leyes generales comunes a todos ellos, incluidos los humanos. Estas leyes vienen determinadas por apenas unos pocos de genes a los que se denominan “Hox” de los organismos multicelulares. Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Ginebra (Suiza) ha logrado descubrir que el desarrollo de los dedos y los genitales está regulado por exactamente el mismo fragmento de ADN y que de una de estas estructuras se deriva la otra.

 

Los genes hox están regulados a su vez por un fragmento de ADN adyacente. Una vez que estos genes elaboran el “plan de construcción” del organismo mediante el eje de la cabeza a la cola, pasan a comenzar con el desarrollo de los genitales externos y de los dedos, según concluye el estudio publicado en la revista Science. Esto es, la misma secuencia de ADN que controla a los genes arquitectos es la que pone en marcha el desarrollo de estas dos estructuras mediante unas modificaciones muy pequeñas en el proceso general de desarrollo.

 

“Queríamos determinar cómo se logra esa regulación de genes Hox idénticos cuando se expresan en contextos diferentes”, explica Nicolas Lonfat, coautor del trabajo. Así, la formación del pene, el clítoris y los dedos, dependen de nimias diferencias en el uso de las secuencias reguladoras de ADN.

 

¿Cuál de ellas fue primero? “Sin embargo, es difícil determinar qué apareció primero, ya que tanto los dedos como los genitales tenían probablemente un gran valor adaptativo en el momento de la transición desde el medio acuático al terrestre”, comenta Lonfat.

 

Según los investigadores, este hallazgo podría explicar por qué algunos síndromes genéticos en los humanos se asocian con malformaciones en estas estructuras: como la hipospadias en el pene (la abertura de la uretra no está al final del pene) o la polidactilia (surgimiento de dedos adicionales) o braquidactilia (dedos muy cortos).

 

 

Etiquetas: embarazoevolucióngenitalesgenética

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar