Una larva de hace 520 millones de años en 3D

Hallado en un yacimiento chino, el fósil mide como la punta de un lápiz y muestra un nivel de detalle anatómico asombroso.

También te puede interesar: Viaje a la explosión del Cámbrico en las montañas canadienses

Si miras las fotografías que acompañan a esta noticia, quizá no te digan gran cosa: otro fósil de una criatura prehistórica, decentemente conservado. Pero en realidad se trata de una auténtica proeza científica, un hallazgo de uno entre un millón: lo que los investigadores han desenterrado en el yacimiento chino de Chengjiang es una larva de artrópodo que vivió hace unos 520 millones de años. Y, pásmate, mide apenas dos milímetros, como la punta de un lápiz.

Aparte de sus dimensiones y su increíble estado de conservación en 3D, la importancia de este fósil radica en la información que suministra a los paleontólogos sobre las primeras fases de desarrollo de los artrópodos –el mismo grupo al que pertenecen insectos, crustáceos y arácnidos– en el periodo Cámbrico.

En primer lugar, los investigadores han conseguido identificar la especie de este bebé de artrópodo primitivo: Leanchoilia illecebrosa. Y como los demás miembros de su familia, presenta un cuerpo segmentado. También se pueden distinguir siete pares de patas –tres de ellos menos desarrollados–, un apéndice posterior en forma de puñal que quizá le sirviera para nadar y dos estructuras similares a garras en la cabeza.

El hallazgo servirá para arrojar algo más de luz sobre la explosión biológica que tuvo lugar en el periodo Cámbrico

Este descubrimiento es el resultado de un arduo y paciente trabajo en el que también interviene la suerte. Una vez localizado el sospechoso en la roca, los científicos, liderados por el paleontólogo chino Yu Liu, utilizaron técnicas de rayos X con microtomografía computerizada para examinar su anatomía al detalle y sacar las fotos que ilustran el texto. Como indican en la revista donde hicieron público el hallazgo, Proceedings of the National Academy of Sciences, el estudio del fósil de Leanchoilia illecebrosa servirá para arrojar algo más de luz sobre la explosión biológica que tuvo lugar en el periodo Cámbrico, cuando surgieron en un breve periodo de tiempo los principales linajes de la vida animal terrestre.

 

Crédito de foto: Y. Liu, R. Melzer y J. Haug

Etiquetas: fósilesnaturalezapaleontología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar