Una expedición científica busca dinosaurios en la Antártida

Ya se hallaron fósiles de dinos en el pasado. Ahora se buscan pruebas de que de allí pudieron surgir muchas especies.

Un equipo internacional de científicos, con el apoyo de la Fundación Nacional de la Ciencia de Estados Unidos, se dispone a viajar a la Antártida para buscar pruebas de que el continente actualmente helado pudo ser en el pasado el punto de partida para el desarrollo de muchas de las especies de fauna que actualmente pueblan la Tierra. Y es que hace millones de años, la Antártida era un ecosistema cálido y fértil gobernado por dinosaurios y habitado pro una gran diversidad de seres vivos. El problema es que actualmente, la mayoría de los fósiles que podrían sacar a la luz toda esa variedad de vida prehistórica yacen enterrados bajo toneladas de hielo. De esta forma, el papel que jugó el continente en la evolución de los vertebrados sigue siendo uno de los capítulos más desconocidos de la biología y la paleontología. Al frente del equipo científico figuran paleontólogos del Museo Carnegie de Historia Natural, de la Universidad de Texas en Austin, de la Universidad de Ohio y del Museo Americano de Historia Natural, junto a otros colaboradores procedentes de museos y universidades de Australia y Sudáfrica.

Hoy, 2 de febrero, los científicos llegarán en helicópteros a la isla James Ross y otras islas cercanas para iniciar las investigaciones en esta zona vecina a la Península Antártica, uno de los puntos del continente donde las rocas que contienen fósiles son accesibles. El paleontólogo y conservador del Museo Carnegie Matthew Lamanna explica que "el 99 % de la Antártida está cubierta por hielos perpetuos. Nosotros buscamos fósiles de animales vertebrados que vivieron allí hacia el final de la Era de los Dinosaurios. Queremos saber más sobre la devastadora extinción que le siguió y cómo pudo afectar a los ecosistemas polares".

Concretamente, el equipo busca fósiles desde el Cretácico hasta el Paleógeno, un periodo de hace entre 100 y 40 millones de años que incluye el final de la Era de los Dinosaurios y el inicio de la Edad de los Mamíferos. De esta forma esperan averiguar si la Antártida fue crucial y especial en los orígenes de algunas aves y mamíferos modernos o si, por el contrario, la evolución de las especies en ese continente fue similar a la de otras partes del planeta. La expedición forma parte del Proyecto de Investigación Antarctic Peninsula Paleontology o AP3, financiada por la National Science Foundation. Durante una expedición anterior a la misma área llevada a cabo por paleontólogos argentinos, estos hallaron fósiles de una especie de aves que indica que la Antártida pudo ser especial en la evolución de estos animales. Era un pájaro relativamente emparentado con los actuales patos y gansos, y se trata del único caso de ave incluida en un grupo moderno que vivió durante la era de los dinosaurios no avianos. Los descubrimientos del equipo que inicia hoy su andadura se podrán seguir en la web http://antarcticdinos.org/ y en Twitter @antarcticdinos.

Crédito imagen: © Stefan Christmann/Corbis

 

Etiquetas: paleontología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar