Un tsunami solar confirma que Voyager1 sigue navegando por el espacio interestelar

El Jet Propulsion Laboratory de la NASA ha confirmado que la sonda humana más alejada de la Tierra, la Voyager 1, ha sufrido una nueva “ola de tsunami” del Sol mientras sigue con su periplo por el espacio interestelar, lo que evidencia que ésta dejó hace un año nuestra estrella para entrar en una nueva frontera del mar de estrellas.

 

Esta nave espacial, cuyo lanzamiento se produjo en 1977, ha volado por Júpiter y Saturno y gracias a esta nueva confirmación, sabemos que tras traspasar la heliosfera, sigue explorando el espacio interestelar con dirección a los límites de nuestro sistema solar, lugar al que le acompañará la sonda Voyager 2 -lanzada sólo 16 días después- dentro de unos pocos años.

 

“Normalmente, el espacio interestelar es como un lago tranquilo, pero cuando nuestro Sol registra una ráfaga, envía una onda de choque hacia el exterior que alcanza Voyager alrededor de un año más tarde. La onda hace que el plasma que rodea a la nave espacial emita sonidos”, afirma Ed Stone, partícipe de la investigación desde 1972.

 

Según los expertos, el tsunami solar ha golpeado en tres ocasiones a la Voyager 1 desde que entró en el espacio interestelar en 2012. “La ola del tsunami toca el plasma como una campana. Si bien el instrumento de ondas de plasma nos permite medir la frecuencia de este sonido, el instrumento de rayos cósmicos revela lo que golpeó la campana - la onda de choque del sol”, aclara Stone. Este sonido es lo que evidencia que Voyager se encuentra en el espacio interestelar, que si no fuera por estas eyecciones de masa coronal del Sol, estaría en un profundo silencio.

 

Crédito imagen: NASA/JPL

 

Etiquetas: astronomía

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar