Un telescopio para estudiar la infancia del Universo

big-bossEl proyecto BigBoss usará 500 noches de observación en el telescopio Mayall, del Observatorio Nacional de Astronomía Óptica de Arizona (EE UU), con el objetivo de elaborar el mapa más detallado del firmamento e investigar la historia de la expansión del universo y de la energía oscura. En los próximos cinco años este programa, que cuenta con la participación del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), determinará la localización precisa de 20 millones de galaxias y cuásares, retrocediendo diez mil millones de años hasta la infancia del universo.

Mirando al cielo durante 500 noches con un gran telescopio se podrá desarrollar el mayor cartografiado espectroscópico del universo jamás realizado y desentrañar algunos de los enigmas de la energía oscura y la expansión del universo. "BigBOSS es sin duda el proyecto espectroscópico más ambicioso, sólido y masivo en el horizonte", asegura el astrónomo del IAC Ismael Pérez Fournón. No en vano, el mapa BigBOSS abarcará diez veces el volumen del mejor mapa del universo hasta la fecha.

La clave para el éxito de BigBOSS será la construcción de un instrumento espectroscópico capaz de realizar de forma simultánea medidas de miles de objetos astronómicos. Este instrumento estará disponible para todos los usuarios en el telescopio Mayall, y se espera que los datos que se recojan puedan ser usados por los astrónomos de todo el mundo y el público en general. La colaboración BigBOSS buscará ahora financiación adicional para la fabricación de esta nueva instrumentación y el software asociado. Importantes contribuciones al proyecto vendrán de las 35 instituciones colaboradoras, tanto en EE UU, como en Francia, Reino Unido, China, España y Corea.

Energía oscura

Una de las metas de BigBOSS es examinar la historia de la expansión del universo y estudiar la naturaleza de la energía oscura, un componente del cosmos del que aún se sabe muy poco, y que sería responsable de la aceleración de dicha expansión. Midiendo las "oscilaciones acústicas bariónicas", BigBOSS "estudiará la energía oscura y podrá incluso probar si la teoría general de la relatividad es válida", según los investigadores.

El trabajo se basa en el estudio del espectro de la luz y, en concreto, de su "desplazamiento" o "corrimiento" al rojo. La medición del desplazamiento al rojo de la luz en el espectro electromagnético de cada galaxia revela cuánto se ha expandido el universo desde que la luz abandonó esa galaxia. Un desplazamiento hacia el rojo de 0,5, por ejemplo, significa que el universo se ha expandido un 50% desde la emisión de la luz analizada. Comparar cómo varía la distribución de galaxias con el desplazamiento hacia el rojo en diferentes momentos de la historia del universo permitirá una calibración precisa de las oscilaciones de los bariones, la materia ordinaria, en el universo temprano, y por ende el modelo actual del universo. Estos datos también constituirán una fuente de información inédita para el estudio de la evolución de las galaxias, incluida la nuestra.

Etiquetas: Universoastronomíatelescopio

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar