Un océano en Titán tan salado como el mar Rojo

Los datos aportados por la misión Cassini de la NASA y la ESA, que estudia Saturno y algunas de sus principales lunas, apuntan que el océano subterráneo que alberga en su interior la mayor de ellas, Titán, sería tan salado como nuestro mar Muerto. Este último es tan salino que en él apenas sobreviven algunos microorganismos.



El estudio de la gravedad y la topografía del satélite durante los últimos diez años ha permitido a un equipo de investigadores de distintas instituciones desarrollar un modelo del mismo y conocer mejor la estructura de su helada capa externa, que está recubierta por moléculas orgánicas.

 

Según recogen en la revista Icarus, el mar que se encuentra en el subsuelo estaría compuesto por agua y sales disueltas, como potasio, sodio y azufre; la mezcla se traduciría en una salinidad equivalente a la de los mares más salados de nuestro planeta.



Giuseppe Mitri, del Laboratorio de Planetología y Geodinámica de la Universidad de Nantes, en Francia, que ha coordinado el estudio, señala que “este hallazgo ha cambiado nuestra percepción de este océano, entendido como un posible refugio de la vida tal como la entendemos, pero las condiciones podrían haber sido muy distintas en el pasado”.

 

La información recogida por la sonda Cassini da a entender que el grosor de la corteza de hielo de esta luna varía entre un lugar y otro, lo que muestra que, probablemente, el citado océano se está cristalizando lentamente y convirtiéndose en hielo. Esto limitaría su capacidad para albergar formas de vida y el intercambio de materiales con la atmósfera.

 

Los científicos se preguntan, además, hasta qué punto este fenómeno afecta a la presencia de metano en ella y a la forma en que se reabastece de este compuesto, un hidrocarburo que constituye el 5% de la atmósfera de Titán.

 

Foto: NASA/JPL -Caltech/SSI/Univ. of Arizona/G. Mitri/University of Nantes

Etiquetas: astronomíacienciaplanetas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar