Un matemático analiza el "crash" económico de 2008

crisisEl matemático británico Nick Bingham analiza la situación económica actual en un artículo publicado en Significance, la revista de la Royal Statistical Society. Según el investigador, las entidades financieras, en su búsqueda de nuevos mercados y de mayores beneficios, han asumido un riesgo importantísimo al ampliar la concesión de hipotecas a muchas personas que no podían permitirse el coste de contraer esa deuda.

Con la quiebra de las instituciones de primera línea dentro del sector financiero, la verdadera escala del problema ha quedado clara. Los bancos dejaron de prestarse dinero entre ellos, según el profesor, porque "siendo incapaces de cuantificar su propia exposición a esos activos de deuda tóxicos, no podían confiar en que otros bancos pudieran hacer lo propio".

El resultado: una pérdida total de la confianza y, tras ella, toda una crisis económica con consecuencias mundiales. "Cuando el problema se ha hecho sistémico, los gobiernos se han visto forzados a intervenir para rescatar el sistema aportando enormes cantidades de dinero público", apunta Birgham.

Bingham sugiere que, para aprender más y sacar conclusiones de cara al futuro, es preciso dirigir la mirada hacia el pasado. El matemático compara la actual crisis financiera con la tulipomanía (o "burbuja de los tulipanes") ocurrida en los Países Bajos en 1636. Entonces llegaron a pagarse precios desorbitados por los derechos de compra de tulipanes, cuyo valor resultó ser luego comparable al de las actuales hipotecas de alto riesgo. Es decir, prácticamente nulo.

Los banqueros se quejan de que los modelos de riesgo con los que contaban no han sido suficientemente precisos. Para Bingham, sin embargo, los banqueros se ocupan de los detalles de "cómo manejar el timón de una barca en un río, cuando lo realmente importante es saber si hay o no una cascada más adelante, de las dimensiones de las Cataratas del Niágara".

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar