Un invernadero en el espacio

rosatConseguir autoabastecerse de comida en el espacio es uno de los grandes retos a alcanzar para mejorar las condiciones de los vuelos de larga duración. Por eso, el proyecto "Un invernadero en el espacio" estaba encaminado a determinar si es posible cultivar plantas a partir de semillas en un entorno de microgravedad dentro del espacio. Este experimento se realizó simultáneamente en la Estación Espacial Internacional (ISS), en diferentes escuelas europeas y en la simulación del viaje a Marte llevada a cabo por los tripulantes de Mars500.


Debido a que por razones de seguridad no se puede llevar materia orgánica a bordo, las semillas crecían en perlita. A este sustrato inerte se le añaden fertilizantes que proporcionan a las plantas todos los nutrientes necesarios para crecer. Además, el invernadero espacial tuvo que desarrollarse de manera que tanto las semillas como el sustrato se mantuvieran en el interior de una cámara y no salieran volando. El agua, un bien preciado en el espacio, se introducía mediante una jeringuilla conectada a una bolsa de agua potable especial.


Desafortunadamente, el experimento espacial tuvo que interrumpirse, ya que creció moho en torno a la perlita en la que habían germinado las primeras semillas. Los tripulantes de Mars 500 tuvieron mejor suerte: consiguieron hacer crecer las plantas hasta su maduración e incluso obtuvieron nuevas semillas. Todavía habrá que seguir mejorando las técnicas de los jardineros espaciales, pero mientras tanto, estas pruebas son una excelente excusa para aproximar a los escolares a la ciencia de una manera interesante y diferente.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar