Un exoplaneta bien dotado para albergar vida

Valiéndose de simulaciones computerizadas, los científicos han llegado a la conclusión que Kepler-62f, a 1.200 años luz de la Tierra, reúne los requisitos.

En un lugar lejano de la galaxia, a 1.200 años luz, hay un objeto espacial que ha llamado especialmente la atención de la comunidad científica por su parecido con la Tierra. Kepler-62 f, un 40% más grande que nuestro planeta y probablemente rocoso, forma parte de un sistema formado por otros cuatro mundos que giran alrededor de una estrella más pequeña y fría que el Sol. Ahora, un estudio dirigido por la astrofísica Aomawa Shields, de la Universidad de California en Los Ángeles, sugiere que podría estar especialmente dotado para albergar vida.

Descubierto en 2013 por la misión Kepler de la NASA, Kepler-62f presenta rasgos prometedores en este sentido. La condición imprescindible es que la superficie planetaria tenga una temperatura lo suficientemente templada para que exista agua en estado líquido. Y como Kepler-62f está bastante alejado de su estrella, el efecto calefactor se podría generar con una atmósfera entre tres y cinco veces más densa que la nuestra y compuesta en su totalidad por dióxido de carbono, algo que entra dentro de lo probable. En la atmósfera terrestre, el C02 forma apenas el 0,04%.

Y si esto no ocurriera, hay otra solución: que la órbita del exoplaneta propiciara temperaturas por encima de la congelación durante algunos periodos del año. Para ver si esto era posible han combinado por vez primera en estudios de planetas extrasolares un modelo computerizado orbital y otro climático. Shields cree que su enfoque podría utilizarse para investigar otros exomundos más cercanos a la Tierra.

El trabajo ha sido publicado en la revista Astrobiology.

Etiquetas: astronomíaexoplanetasvida en otros planetasvida extraterrestre

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar