Un estudio demuestra el machismo en el mundo de los negocios

El mundo de los altos ejecutivos no permite que una mujer atractiva acceda a él.

Un estudio realizado en 1979 por la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia encontró que el atractivo de una mujer jugaba en su contra cuando optaba a puestos de dirección. Los autores concluían que si una mujer quería progresar en su carrera debía parecer poco atractiva y tan masculina como fuera posible.

Este resultado ha sido confirmado por un estudio realizado recientemente, que demuestra algo mucho peor: ser atractiva reduce hasta en un 30% las posibilidades de conseguir una primera entrevista de trabajo, cosa que no sucede con los hombres.

Para realizar este estudio, científicos israelíes se dedicaron a enviar currículos a más de 2500 ofertas de empleo reales. El detalle era que enviaban dos currículos prácticamente idénticos para cada oferta, pero con una única diferencia: la foto. En uno el supuesto candidato no enviaba foto, mientras que en el otro se enviaba una foto de hombre o mujer atractivos o de un hombre o mujer del montón. ¿A quién llamaría la empresa para realizar esta primera entrevista?

Las llamadas a los curriculos con la foto de un hombre atractivo fueron significativamente más altas que las de aquellos que se enviaron sin ninguna foto, y casi el doble que los que llevaban una foto de un hombre de aspecto corriente. En cambio, los de las mujeres atractivas recibieron menos llamadas para esa primera entrevista mientras que las candidatas sin foto son las que obtuvieron un mayor porcentaje.

La conclusión es obvia: si eres un hombre guapo, pon tu foto en el currículum; si eres una mujer guapa, no la pongas.

Etiquetas: mujerpsicologíatrabajo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar