Un agujero negro hambriento devora una estrella a toda velocidad

Científicos de la Universidad de Estrasburgo, del Centro de Investigación en Radioastronomía de Australia (ICRAR) y de la Universidad de Luisiana han descubierto un agujero negro que se está tragando una estrella cercana diez veces más rápido de lo que los expertos creían posible hasta ahora. El agujero negro, conocido como P13, está situado en las afueras de la galaxia NGC7793, a unos 12 millones de años luz de la Tierra.

 

Según Roberto Soria, autor principal del trabajo, que ha sido publicado en Nature, otra característica peculiar de este proceso es que, a medida que el gas de la estrella va siendo absorbido por el agujero, este se va poniendo cada vez más caliente y brillante.
De hecho, los científicos detectaron la existencia de P13 porque era mucho más luminoso que otros agujeros negros, y de ahí que en principio pensaran que su luminosidad se debía a su gran tamaño.

 

"Se cree que la velocidad máxima a la que un agujero negro puede tragar gas y producir luz viene determinada por sus dimensiones. Así que era lógico suponer que P13 era mucho más grande que los agujeros negros ordinarios y menos brillantes que se ven en la Vía Láctea", ha explicado Soria, investigador del ICRAR.

 


Sin embargo, cuando los expertos midieron la masa de P13, encontraron que, en realidad, era más pequeña de lo esperado, a pesar de ser un millón de veces más brillante que el Sol. Eso les hizo apreciar la cantidad de materia que estaba consumiendo. "En realidad no hay un límite a su voracidad, como pensábamos antes. Los agujeros negros pueden consumir más gas y producir más luz que lo que imaginábamos hasta ahora", concluye Soria.

 

 

Etiquetas: astronomíacienciaestrellas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar