Tus ojos no ocultan su edad

Tus ojos no ocultan su edadAplicando los métodos de datación por radiocarbono en las proteínas del ojo, un equipo de investigadores de las universidades de Copenhagen y Aarhus, en Dinamarca, ha logrado establecer con absoluta precisión el año de nacimiento de un individuo fallecido. El nuevo método será especialmente útil para la medicina forense a la hora de determinar la edad de un cadáver sin identificar, según publica la revista PLoS ONE.

La técnica se centra en el cristalino, un componente del ojo con forma de lente biconvexa que contiene una alta concentración de proteínas. Estas proteínas, llamadas cristalinas, están empaquetadas de tal manera que se comportan como vidrio transparente, permitiendo que la luz las atraviese. Desde que somos concebidos y hasta los 2 años de edad, el ojo sintetiza constantemente nuevas proteínas. Sin embargo, a partir de ese momento, el cristalino no se regenera y conserva la misma composición hasta el final de nuestra vida.

Esa peculiaridad ha sido aprovechada por el profesor Niels y su equipo, que decidieron medir en el ojo la concentración de carbono-14. La datación con carbono-14 es una técnica usada por los paleontólogos y los geólogos para conocer la edad de muestras orgánicas, que se fundamenta en el hecho de que la concentración de este elemento en un ser vivo se mantiene en equilibrio con el de la atmósfera hasta su muerte, momento en que la concentración del radioisótopo empieza a decrecer.

En el caso del cristalino, su contenido de carbono-14 reflejaría la concentración atmosférica a los 1-2 años de edad del individuo. Usando sólo un miligramo de tejido ocular, y con ayuda de un acelerador nuclear, los investigadores han podido calcular el año de nacimiento de varios cadáveres con una sorprendente precisión. Hasta ahora para estimar la edad de un cadáver los forenses debían recurrir al examen de los dientes y los restos esqueléticos. Este método tenía un margen de error de 3 años en niños y hasta 10 años en adulto, mucho más elevado que la nueva técnica.

Lynnerup ha anunciado que lo siguiente será aplicar este mismo método en las células cancerosas para determinar en qué momento exacto se formaron y poder entender mejor la evolución del cáncer.

 

Etiquetas: cáncerojos

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar