Sudamérica vivió un boom demográfico hace 5.000 años

El poblamiento de Sudamérica, último continente en ser colonizado por los humanos, se produjo en dos fases. La última fue hace unos 5.000 años y registró un boom demográfico.

La colonización del continente sudamericano por poblaciones humanas se produjo en dos fases diferenciadas, según un estudio de la universidad de Stanford publicado en Nature. Hace entre 30.000 y 15.000 años varios grupos cruzaron el estrecho de Béring, por entonces un pasillo helado que permitía conectar Asia y Alaska.

Aquellos primeros americanos, descendientes de siberianos ancestrales, fueron poco a poco bajando por América del Norte hasta llegar hace unos 14.500 años a Sudamérica a través de Panamá o lo largo de la costa occidental del continente.

Hasta ahora, el proceso de la colonización humana en esta zona del mundo seguía siendo un misterio. Pero los investigadores de Stanford han logrado reconstruir la historia del crecimiento de la población sudamericana gracias a la recopilación de una base de datos procedente de 1.147 yacimientos arqueológicos con 5.464 dataciones por radiocarbono. 

Sus resultados apuntan a que una primera oleada se desplegó por la costa del Pacífico, en el territorio que hoy ocupan Perú, Chile y Ecuador. Según Amy Goldberg, directora del estudio, hace 14.000 años hubo un despliegue rápido de poblaciones que se establecían en pequeños asentamientos, y este proceso se prolongó durante un largo periodo de 8.000 años. En una fase más reciente, a partir de hace 5.500 años, se produjo un boom demográfico y el crecimiento de la población aumentó de forma significativa, gracias al sedentarismo y la aparición de la agricultura.

Desde entonces, y hasta el inicio de nuestra era, la demografía en Sudamérica se triplicó, lo que constituye una fase de propagación humana por el continente diferente a los patrones observados en Norteamérica, Europa y Australia.  Amy Goldberg y su equipo de investigadores creen que el comportamiento humano de hace entre 14.000 y 5.500 años es similar al de otras especies, desde las bacterias a las plantas, aves y mamíferos que invaden un nuevo entorno.

Durante 8.000 años su población fue pequeña, pero se expandió muy rápidamente. En esta fase hubo ciclos de auge y caída: la población humana creció, pero agotaron los recursos disponibles y saturaron los ecosistemas, lo que llevó a un brusco frenazo en la demografía.

Sin embargo, lo que pasó en la segunda fase –hace entre 5.500 y 2.000 años– es exclusivamente humano. En ese momento las poblaciones se asentaron en sociedades estables y experimentaron un crecimiento exponencial, sin que el entorno les afectara, como sucede en la actualidad, aunque no tan drásticamente. 

Por otro lado, pese a que las características geográficas del continente y los estudios genéticos sugieren que la colonización se produjo desde el norte hacia el sur, muchos de los primeros restos arqueológicos de Sudamérica están en Patagonia, pero probablemente para entonces los humanos ya estaban extendidos por gran parte del territorio en pequeñas poblaciones costeras. El hecho de que el nivel del océano fuera unos 100 metros más bajo hace 14.000 años sugiere que gran parte de los primeros asentamientos en el norte del continente están actualmente bajo las aguas.

Etiquetas: cienciaevoluciónfósiles

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar