¿Somos los humanos agresivos por naturaleza?

Un estudio concluye que la violencia sanguinaria tiene profundas raíces en la evolución de los seres humanos.

Una investigación llevada a cabo por un equipo de científicos españoles ha demostrado que la violencia letal (con intención de matar) entre individuos es una característica específica de los primates y que el  Homo sapiens ha heredado mediante la evolución. El estudio ha sido publicado en la revista Nature.

 

Los investigadores, de la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA-CSIC) y la Universidad de Granada, la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y el Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE-CSIC), han recopilado datos de más de 4 millones de muertes y han cuantificado el nivel de violencia letal en 1.024 especies de mamíferos, de 137 familias taxonómicas y en alrededor de 600 poblaciones humanas, que se remontan desde hace 50.000 años hasta la actualidad.

 

La conclusión es el resultado del análisis de más de 4 millones de muertes: el hombre es violento por su naturaleza animal

Partiendo de la idea de que el componente violento de la naturaleza humana está asociado a nuestra historia evolutiva en común con los mamíferos, lo cierto es que los científicos descubrieron que existen linajes de mamíferos sin casi presencia de violencia con sus semejantes y, sin embargo, otros donde la agresión es lo más habitual.

 

“Los humanos pertenecemos evolutivamente a uno de estos últimos linajes, lo que indica que la violencia que manifestamos ya ocurría en las especies que fueron nuestros ancestros” indica Marcos Méndez, coautor del trabajo.

 

SEGURO QUE TE INTERESA...

Empleando instrumentos comparativos filogenéticos y un gran volumen de datos de humanos y otros mamíferos, concluyeron que la violencia más mortífera como consecuencia de nuestro pasado evolutivo es en torno al 2%.

 

“La violencia letal en humanos tiene, por tanto, un indudable componente evolutivo que antecede a nuestro propio origen como especie”, aclara Adela González Megías, coautora del estudio.

 

Pero no todo es negativo. Teniendo en cuenta que los horizontes de violencia han cambiado a lo largo de la historia, los investigadores apuntan que la cultura puede mitigar esta naturaleza violenta, ya que los niveles descienden significativamente en las sociedades más complejas.

 

Etiquetas: evolución humanagenéticahomo sapiens

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar