Secuenciado el genoma del pulpo

Este nuevo hito científico permitirá, entre otras cosas, mejorar el diseño de brazos flexibles para robots.

Los cefalópodos son, sin duda, los invertebrados más inteligentes con grandes habilidades para el aprendizaje y para la resolución de problemas de considerable dificultad. Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Chicago y la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) y el Instituto de Okinawa de Ciencia y Tecnología (Japón), ha logrado secuenciar el genoma completo de un pulpo; es por tanto, la primera vez que se realiza un análisis íntegro de un cefalópodo. El estudio ha sido publicado en la revista Nature.

 

Los científicos han secuenciado concretamente el genoma del pulpo de dos manchas de California (Octopus bimaculoides). Los resultados han revelado características genómicas únicas, que probablemente desempeñen un papel clave en la evolución de sus particulares rasgos como su complejo sistema nervioso o su excelente habilidad de camuflaje. Y es que se han identificado cientos de genes específicos de los pulpos, muchos expresados en estructuras como el cerebro, la piel y las ventosas.

 

“El pulpo parece ser completamente diferente de todos los demás animales, incluso de otros moluscos, con sus ocho brazos, su gran cerebro y su capacidad de resolución de problemas inteligentes”, afirma Clifton Ragsdale, coautor del estudio.

 

Los investigadores estiman que el genoma del Octopus bimaculoides tiene unos 2,7 mil millones de pares de bases y más de 33.000 genes codificadores de proteínas; es por tanto un poco más pequeño en tamaño que el genoma humano pero con más genes. Cada par de bases fue secuenciada 60 veces.

 

De entre las conclusiones más llamativas de la secuenciación del genoma del pulpo, destaca la reordenación genómica generalizada. En la mayoría de las especies, los genes Hox –un grupo que participa en el desarrollo de los organismos– están agrupados y controlan el desarrollo corporal de los animales; sin embargo, los científicos han descubierto que en los pulpos, estos genes se encuentran dispersos por todo el genoma sin vínculos aparentes.

 

“Con algunas notables excepciones, el pulpo tiene básicamente un genoma de un invertebrado normal que ha sido completamente reorganizado, como si se hubieran puesto en una licuadora y mezclado". Esto hace que los genes se coloquen en nuevos ambientes genómicos, con diferentes elementos reguladores, un hallazgo totalmente inesperado”, aclara Caroline Albertin, coautora de la investigación.

 

Etiquetas: animalesgenética

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar