Rosetta entra en hibernación para cruzar el espacio profundo

rosettaLa sonda Rosetta de la ESA recibió ayer la orden de entrar en modo de hibernación. A partir de ahora continuará viajando con prácticamente todos sus sistemas apagados hacia el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko, al que llegará en el año 2014. Eso implica que durante los próximos 31 meses todos los instrumentos científicos y prácticamente todos los sistemas de control de la sonda permanecerán desconectados.

Concretamente, durante esta fase tan sólo permanecerán activos el ordenador de abordo y varios calentadores, que se encenderán de forma automática para evitar que el satélite se congele a medida que se aleja de 660 a 790 millones de kilómetros del Sol. A medida que Rosetta se aleja del Sol, sus paneles solares reciben menos energía, de modo que si no entrara en hibernación dejaría de ser suficiente para alimentar todos los sistemas de abordo.

"El comando se envió desde la antena de 70 metros de la Red de Espacio Profundo de la NASA en Canberra, Australia, capaz de emitir con la potencia necesaria para garantizar que la señal llega hasta Rosetta, que ahora se encuentra a 549 millones de kilómetros de la Tierra", explica Andrea Accomazzo, Responsable de las Operaciones del Satélite para la ESA. "Seguiremos escuchando a Rosetta durante unos cuantos días con la antena de 35m de la ESA en New Norcia, Australia, por si surgiera cualquier problema. Si todo va según lo previsto, no recibiremos ninguna señal hasta el año 2014. Rosetta ya viaja en absoluto silencio", añade.

Despertador programado


El día 20 de enero de 2014 un temporizador despertará al satélite. Rosetta enviará entonces una señal a Tierra confirmando que vuelve a estar operativo. A partir de ese momento, el equipo de control de la misión empezará a recalentar el satélite y volverá a conectar uno a uno todos sus subsistemas, preparándose para el encuentro con el cometa 67-P en julio de 2014.

"La fase de hibernación es fundamental para que Rosetta llegue a su destino final. Todo el equipo está deseando que llegue el año 2014, cuando Rosetta se convertirá en el primer satélite en estudiar la 'vida' de un cometa a medida que se acerca al Sol", comenta Paolo Ferri, Director de la División de Operaciones de las Misiones Solares y Planetarias del ESOC.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar