Rocas de la colisión que formó la Luna

luna-llena

Unas rocas volcánicas encontradas en Rusia sobrevivieron a la colisión de nuestro planeta con otro cuerpo celeste que originó la Luna hace unos 4.000 millones de años. El material se ha preservado intacto y ha permitido a un grupo de científicos analizarlo y publicar los resultados en la revista Science.

 


Hasta ahora se pensaba que, tras el impacto, los materiales que formaban nuestro joven planeta se mezclaron y fusionaron totalmente. Como consecuencia, el manto terrestre se habría homogeneizado, haciendo muy difícil que los restos de esta primera etapa en la vida de la Tierra afloraran a la superficie y pudieran ser analizados.


Sin embargo, un equipo de científicos de la Universidad de Maryland acaba de encontrar unas rocas volcánicas en Rusia que podrían haberse formado en aquella época. El análisis de estos materiales ha revelado que la composición isotópica del tungsteno, un elemento presente en los mismos, es diferente a la que se encuentra en las rocas actuales. "Creemos haber detectado la señal isotópica de uno de los primeros fragmentos de la Tierra, que se debieron de formar cuando nuestro planeta tenía la mitad de la masa actual", explica M. Toubul, uno de los responsables de la investigación. "Lo más sorprendente es que esta porción de la Tierra tenía unas características químicas tan inusuales que le hicieron sobrevivir al cataclismo que creó nuestra luna y permanecer intactas en el manto terrestre hasta que afloraron a la superficie, permitiéndonos a nosotros estudiarlas hoy".

 

Etiquetas: LunaTierra

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar