"Coopetir" para sobrevivir

Competir y cooperar a la vez parece algo complicado. Pero es muyfrecuente entre los animales, según acaba de demostrar un equipo deinvestigadores de la Universidad Carlos III y la UniversidadComplutense de Madrid. Según publican en el último número de la revistaDiscrete and Continuous Dynamical Systems, un depredadorsuperior, como un tiburón, no sólo devora y compite por los alimentos,sino que también coopera para mantener el ecosistema en el que vive.Esta doble acción, denominada "coopetición", constituye uno de losprincipales mecanismos reguladores de la vida de nuestro planeta.

Los científicos españoles han desarrollado una teoríamatemática de la "coopetición", que explica, por ejemplo, cómo dosespecies vegetales pueden ayudarse cuando una de ellas está creciendo,porque la mayor puede retener más nutrientes a cambio de ofrecer sombraa la menor, y enfrentarse cuando las raíces de la más joven comiencen acompetir por el territorio. Usando un simil propio del sistemacapitalista actual, dos multinacionales podrían cooperar en la UniónEuropea pero competir en Estados Unidos.

?Según los modelos que hemos desarrollado, la principalfunción de la competición es la generación de diversidad?, afirmaJulián López Gómez, coautor del estudio. Las aplicaciones prácticas deeste modelo podrían facilitar la comprensión del comportamiento demultitud de ecosistemas y de mercados financieros, según losinvestigadores: desde su utilización para la estimación del rango yfortaleza que debe tener una alianza empresarial para conseguirbeneficios, hasta el diseño de corredores de vida para recuperarespecies amenazadas en un ecosistema determinado.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar