Poco polvo de estrellas en el fondo del mar

Las supernovas, es decir, las explosiones producidas por el colapso de estrellas masivas, nos solo dejan un fogonazo de luz en el firmamento: pequeñas cantidades de materia procedentes de esos fenómenos también llegan a la Tierra. De hecho, los científicos sospechan que muchos elementos presentes en nuestro planeta, como el hierro, el potasio, el plomo, el oro o la plata, proceden de las supernovas.

 

O por lo menos hasta ahora lo creían así, porque los resultados de una nueva investigación, publicada en Nature Communications, contradice la teoría. Los científicos han analizado el polvo galáctico depositado en el mar en los últimos 25 años para detectar elementos pesados como el uranio y potasio, que también habrían sido expulsados por los estallidos estelares.

 

Concretamente, se han centrado en el plutonio-244, que por su naturaleza radiactiva solo podría haber llegado a la Tierra en los últimos cientos de millones de años.

 

La sorpresa es que han encontrado 100 veces menos cantidad de este elemento de lo esperado. Quizá, especulan, el plutonio y otros elementos radiactivos pesados no proceda a fin de cuentas de la supernovas, sino de eventos aún más inusuales y violentos como la fusión de dos estrellas de neutrones.

Etiquetas: Universoastronomíacienciaestrellas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar