Observan por primera vez la línea de nieve en un disco protoplanetario

La línea marca el lugar en el que la temperatura del disco protoplanetario es tan baja que permite que se forme nieve.

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature ha revelado que un impactante estallido de la protoestrella V883 Orionis ha empujado la línea de nieve de un disco protoplanetario (del que nacen los planetas) a una distancia de unos 6.000 millones de kilómetros, lo que representa aproximadamente el tamaño de la órbita del planeta enano Plutón.

 

Esta explosión produjo un aumento en su brillo, lo que ha permitido a los astrónomos -utilizando el radiotelescopio ALMA de Chile- observar por primera vez esta línea de nieve del agua de un disco protoplanetario de gas y polvo. Esta línea marca el lugar en el que la temperatura del denso disco es tan baja que permite la formación de nieve.

 

El agua concentrada dentro de los discos protoplanetarios se encuentra en forma de gas hasta distancias de unos 450 millones de kilómetros; debido a la baja presión del disco, las moléculas de agua se convierten directamente de estado gaseoso a un revestimiento de hielo sobre granos de polvo y otras partículas. Esta transición se conoce como línea de nieve.

 

Lo insólito de esta frontera helada observada es el estallido que ha empujado la línea de nieve a unos 6.000 kilómetros o 40 Unidades Astronómicas. Y no solo eso. Este súbito incremento de luz ha provocado que siendo apenas un 30% más masiva que el Sol, V883 Orionis es ahora 400 veces más luminosa que nuestra estrella y también mucho más caliente.

 

V883 Orionis es ahora 400 veces más luminosa que el Sol y mucho más caliente

“Las observaciones se diseñaron para obtener imágenes de la fragmentación del disco que lleva a la formación del planeta. No vimos nada de eso; en cambio, encontramos lo que parece un anillo a 40 UA”, comenta Lucas Cierza, líder del estudio.

 

Teniendo en cuenta que se piensa que los planetas rocosos y pequeños, como la Tierra, se forman dentro de la línea de nieve, descubrir que estos imponentes estallidos son capaces de empujar la línea de nieve del agua a casi 10 veces su radio habitual, es muy relevante para el desarrollo de modelos más fidedignos de la formación planetaria.

 

Etiquetas: astronomíaplanetastelescopio

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar