Observan por primera vez el dramático 'beso' de dos estrellas

Ambas comparten el 30% de la materia de la que están hechas.

Es la primera vez en la historia que se observa un fenómeno de este calibre. Gracias a nuevas observaciones del telescopio VLT del Observatorio Europeo Austral (ESO), un equipo internacional de astrónomos ha descubierto el sistema binario más caliente y más masivo hasta la fecha en el que las dos estrellas están tan cerca la una de la otra que no solo se tocan sino que comparten el 30% de la materia de la que están hechas.

 

Este extraño y extremo sistema estelar doble es VTS 352 y está localizado a unos 160.000 años luz de distancia en la Nebulosa de la Tarántula. Los astrónomos creen que ambas estrellas, que orbitan entre sí a poco más de un día, acabarán fundiéndose para formar una sola estrella gigante de rotación rápida y posiblemente magnética -pudiendo acabar como una de las explosiones más energéticas del universo- o quizá un agujero negro binario.

 

“Si las estrellas se mezclan lo suficientemente bien, ambas permanecen compactas y el sistema VFTS 352 podrá evitar la fusión. Esto llevaría a los objetos por un nuevo camino evolutivo que es completamente diferente de las predicciones de la evolución estelar clásica. En el caso de VFTS 352, las componentes probablemente acabarían sus vidas como explosiones de supernova, formando un sistema binario cercano de agujeros negros. Un objeto de estas características sería una intensa fuente de ondas gravitacionales”, comenta Selma de Mink, coautora del estudio.

 

Por el momento, se encuentran tan cerca la una de la otra que sus núcleos apenas están separados por 12 millones de kilómetros y sus superficies ya han construido un puente que las conecta. Aparte de haber localizado este fatal encuentro estelar, sus detalles concretos también son sorprendentes: se trata del sistema binario más masivo conocido de su clase, ya que la masa combinada es de unas 57 veces la masa del Sol y, además, y del sistema que posee los componentes más calientes; no en vano, sus temperaturas superficiales superan los 40.000 º C.

 

A pesar de que no se trata de 'estrellas vampiro', ya que ambas tienen un tamaño casi idéntico, su comportamiento sí está siendo similar aunque en este caso en vez de absorber materia de la una, ambas están compartiéndolo. En este caso, las jóvenes estrellas comparten casi el 30% de su materia total.

 

“VFTS 352 es el mejor de los casos encontrados hasta ahora de estrella doble masiva y caliente que presenta este tipo de mezcla interna. Como tal, es un descubrimiento fascinante e importante”, explica Leonardo A. Almeida, líder del estudio.

 

El estudio ha sido publicado en la revista The Astrophysical Journal.

 

Etiquetas: astronomíaestrellas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar