Nuestra respuesta cerebral a las buenas noticias ajenas depende de la empatía

Según un estudio de la investigadora Patricia Lockwood, del University College of London (UCL), la forma en que el cerebro reacciona a las cosas buenas que les pasan a los demás está determinada por la capacidad de empatía.

En concreto, la investigación apunta a una parte de la masa cerebral llamada corteza cingulada anterior (ACC, por sus siglas en inglés) como la región que se muestra especialmente atenta a las buenas noticias que afectan a los otros. Eso sí, su respuesta cambia sustancialmente en función de los niveles de empatía. En las personas consideradas como altamente empáticas, la corteza cingulada anterior reacciona solo a las cosas buenas que les suceden a otros individuos, mientras que en los sujetos poco empáticos, la ACC también reacciona a las malas noticias propias.
Para los investigadores del University College of London, el estudio demuestra la relevancia de esta parte del cerebro en los trastornos relativos a los comportamientos sociales, como la psicopatía y el autismo. También podría ser un punto de partida para investigar los mecanismos cerebrales que producen desórdenes en el comportamiento como respuesta a los éxitos propios o ajenos.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores escanearon mediante imágenes de resonancias magnéticas los cerebros de 30 voluntarios, de edades entre 19 y 32 años, expuestos a la contemplación de imágenes que predecían las posibilidades de que ellos mismos u otras personas ganaran dinero. Patricia Lockwood, profesora de Psicología y Ciencias del Lenguaje, explicó que la región de la corteza cingulada anterior siempre se activaba en todos los participantes cuando otra persona iba a ganar dinero. Sin embargo, la activación era mayor en los individuos que se consideraban empáticos.

Etiquetas: cerebrocienciaempatía

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar