MUSE capta un espectacular accidente cósmico

El instrumento MUSE (Multi Unit Spectroscopic Explorer) del VLT (Very Large Telescope) de ESO ha conseguido captar una instantánea muy llamativa para la astronomía y nada fácil de ver: la de un espectacular accidente cósmico. En la imagen puede observarse por primera vez, el movimiento del gas a medida que es arrancado de la galaxia ESO 137-001 para ser rápidamente devorado por un enorme cúmulo de galaxias.

 

Los investigadores, dirigidos por Michele Fumagalli, del Grupo de Astronomía Extragaláctica y del Instituto de Cosmología Computacional de la Universidad de Durham (Reino Unido), se encontraban estudiando una galaxia espiral que está a una distancia de 200 millones de años luz de la Tierra, en la constelación austral de Triangulum Australe (el triángulo meridional).

 

Lo que han sido capaces de conseguir gracias a MUSE no es sólo una mera imagen del suceso, sino un espectro -o banda de colores- para cada pixel de la imagen, obteniendo finalmente el mapa más detallado de lo que le ha ocurrido a esta galaxia mientras se precipitaba dentro del cúmulo de Norma (un cúmulo de galaxias situado en el centro del Gran Atractor, una anomalía gravitatoria del espacio intergaláctico ubicada en el centro del supercúmulo de Virgo, que arrastra las galaxias a lo largo de una región de millones de años luz).

 

Gracias a MUSE, los astrónomos han podido determinar por qué se desactiva la formación estelar en los cúmulos de galaxias, un antiguo enigma hasta ahora sin resolver. Así, la galaxia es despojada de la mayor parte de su gas, la energía o material necesario para fabricar la próxima generación de jóvenes estrellas azules, pero el responsable de despojar a la galaxia no es la gravedad, sino el gas del cúmulo.

 

“Averiguar cómo y por qué las galaxias que están en los cúmulos evolucionan del azul al rojo durante un período muy corto de tiempo, es una de las tareas principales de la astronomía moderna. Observar una galaxia, justo cuando cambia del azul al rojo, nos permite investigar cómo sucede”, explica Michele Fumagalli, líder del estudio.

 

“Con los detalles revelados por MUSE nos estamos acercando a una comprensión completa de los procesos que tienen lugar en tales colisiones. Podemos ver en detalle los movimientos de la galaxia y del gas, algo que no sería posible sin este nuevo y singular instrumento. Estas, y futuras observaciones, nos ayudarán a desarrollar una idea más clara de lo que está impulsando la evolución de las galaxias”, afirma Matteo Fossati, coautor del trabajo.

 

Etiquetas: astronomíagalaxias

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar